sábado, marzo 21, 2009

He quedado suspendida en un momento
Equilibrándome entre la tarde y la madrugada
Sumergida en un vacío del tiempo
La verdad es que he quedado
Temblando sobre tus versos.

Has eclipsado mis ojos
Y he vacilado al encontrar las palabras
(No cabe más que este vértigo para decirlo todo.)

Aunque no sé
Cuando se secarán los besos
O donde morirán las hadas
Siento este corazón henchido que amenaza con latir
Y entonces sé, con certeza de ciegos
Que ya es demasiado tarde para emprender la retirada
Y demasiado temprano
Para dejarte ir.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Cómo retumbas!!!

Besos.

turistaentupelo.com dijo...

¿Y que importa donde mueren las hadas, si lo importante es verlas bellas en vida?

¿Por qué dejariamos que se secasen los besos?

Pablo dijo...

Dejarse ir, llevar.

Como columpiarse en el vacío
y cerrados los ojos.

Gracias.