martes, julio 21, 2009

Hoy mi deber...

Debería estar deshojando
cada pétalo de tiempo
en vez de triturarlos
en el paredón de mis párpados.
Dejar de sospechar de lo perdido
hurgando entre osamentas
cabalgando en círculos
intermitentes
erráticos
suspendidos.

Debería estar sintiendo
las fibras de una piel que emerge
suave, limpia, nueva
después de haberse incinerado
en el centro de la hoguera
del ritual de olvidos
y pasados.

El latido clama su derecho
a rugir con fuerza
descalibrando la quietud de mi pecho
y las lágrimas desisten de su permanencia
cansadas de salar
el vértice de mis labios.

Debería deshonrar las excusas
para escribir malgastando deseos
caducos y pretéritos
y comenzar a besar
impúdicamente
con besos que sofoquen
los pretextos.

6 comentarios:

Ego dijo...

¿Deberías? No hay deberes, sólo uno: haz lo que quieras.
Te mando fuerza. Que tu deber sea tu pasión, pero que tu pasión jamás sea un deber.
(Jo, qué filosófica me ha quedado)
Un bexo

TORO SALVAJE dijo...

Si, yo también creo que deberías hacerlo.

Besos.

Deprisa dijo...

Pero entre el deber y el querer hay un abismo, y no ya digamos el poder...

Madame Bovary dijo...

Deberías ser feliz sin más y sin preocuparte de lo que debes hacer o no.

Te lo deseo de todo corazón.

Un beso.

Cronicas de la Contra dijo...

Deberes, derechos, obligaciones...
Vivir es la consigna

Gracias por tu gentil visita
Vendre a menudo

Juanra "Cuchi" dijo...

cuantos vidas hacen falta cuando se pierde la desición...
la seguridad del ataud, esa es la perenne...ahora nos toca a nosotros.
besos volados