lunes, julio 27, 2009

Vuelo Nocturno

Salgo,
con un espumoso vértigo atrapado en las entrañas
recorriendo calles sombrías y humeantes
entre lenguas de serpientes emborrachadas
y anti-vírgenes nocturnas que se pasean vacilantes.

(Mostrándome lo que carece mi propia carne
sabiéndose inútilmente envidiadas.)

La noche es certera en encontrar las cavidades
los vacíos que asfixian ilusiones viejas
sabe punzar la miseria de las pobres soledades
y exhumar todo lo que fue dejando huellas

(Asumo la oscuridad como ciego cómplice
de mi vuelo transgresor, liberado y valiente)

La noche es experta en doblegar la cordura insuficiente
y se acomoda sinverguenza en la grieta dilatada
donde convergen calladitas, estáticas y dementes
las razones que fecundan la humedad de mis ganas

Tres ojos me siguen la pureza indecente
pero engreída esquivo la tormenta de miradas
mientras mi sangre bulle pulsando las sienes
tiñendo los labios que usaré como carnada

Disparo al centro huracanado que urge en devorarme
con hambrientos dientes de decapitados fantasmas
desnudo mis sabores con lentitud exhasperante
embriago el aire con mi piel de amapola deshojada

Cedo al rubor que desacata a la muerte
con la inmortalidad que yace entre mis piernas
y a las fibras más ceñidas que ya no ligan ni retienen
la promiscua evolución de mis alas abiertas

10 comentarios:

Alvaro J. dijo...

Hermoso
hasta sentí temblores mientras leía.
un abrazo desde el sur.

TORO SALVAJE dijo...

La noche sabe y calla.

Feliz vuelo.

Besos.

Deprisa dijo...

Es esa atracción que tiene la noche, lo prohibido, lo deseado y lo indeseado. Es bello.

S. M. L. dijo...

Leer eso que está escrito me provocó sentimientos encontrados.

Ego dijo...

Las alas abiertas no me dicen nada. No me dejan claro si vienen o se alejan. Si van a replegarse o van a echar a volar.
Un bico

Pablo dijo...

insuficiencia cardiaca
para el reposo de esta noche
Huella
que te respiro

.

y te veo en un rato
cierra los ojos

BELMAR dijo...

E
X
C
E
L
E
N
T
E

BELMAR dijo...


(O los demonios des-atados frente a la ira)

Cronicas de la Contra dijo...

Dejar rienda suelta a los deseos...
Hay veces que nos hacemos inmortales al sucumbir a esa tentacion...

Sin duda alguna, excelente ¡¡¡

Claudio_Pardo dijo...

La noche siempre será certera, pues muestra nuestros vacíos y soledades... entorpece las ilusiones... y las huellas desaparecen mientras oscurece.

La noche es experta de adormecer nuestros sueños, y doblega como dices la razón, no así el deseo, que ya no es consciente....

Que la amapola deshojada.... no extermine la evolución de tus alas abiertas.... y que se doblegue ante auqella inmortalidad...

que la noche no apague ese deseo furibundo de negar la existencia de ese día que muchas veces no queremos que llegue...

y brindemos por eso...