viernes, diciembre 04, 2009

Muro

Llegué a mutilar mis manos
tratando de roer
y desgastar el muro
que construí sobre mi piel.
Sin saber,
que bastaba la caricia
y el cincel
de un verso vagabundo
para verlo caer
a sus pies
y a espaldas del mundo.

2 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Versos que obran milagros.

:)

Besos.

Cassandra dijo...

O un milagro que compone versos.