martes, enero 26, 2010

Redención

Mientras giro
y aún dudo,
me permito
los errores
ondulantes de mis caderas.
Entonces, asumo
ser
demasiado mujer
para ser perfecta.

10 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Por los errores de tus caderas habría una batalla.

Besos.

Anónimo dijo...

Mujer, ¿Cómo no amarte?. Aunque no quieras nunca hacer tropezar tus errores con mis certezas.

C.

Trotamundos dijo...

Y a mí que me tenían convencido de que la realidad superaba a la ficción

Madame Bovary dijo...

Demasiado buena para ser real.

Un beso.

Sunseeker dijo...

Mujer y perfección es redundar.

Muy lograda... con ese deje ególatra.

Me gusta.

Juan R.Lopez dijo...

en lo perfecto de la Creación del Utero en la Galaxia.
Versos que dejaron ser Mujer.

MentesSueltas dijo...

Creamos nuestra realidad... tus letras me hacen reflexionar, que no es poco.

Te abrazo
MentesSueltas

Ego dijo...

Asumo pocas cosas. Quizás le esté cogiendo el gusto a tropezar. Tal vez la sensación de seguir es adictiva. O será la música de Calamaro. He vuelto, como dice la canción. Y te leo, y te absuelvo.
Mucha mujer para ti, como dice la canción.
Un besho y un delirio

mixtu dijo...

yo non soy perfecto pero viy buscar a paris... una mujer perfecta

abrazo

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

Uaaaaaaaaaaaaaaauuuuuuuuuuuuu. Jamas demasiado.
Besitos.