miércoles, octubre 20, 2010

Elección II

- Qué cargas en tu mano?
- Tu historia
- Y en la otra?
- Mis heridas,
aún sangrando.

- Y cuál decidirás
liberar de su calvario
para desatar las mias
de tu delirio envenenado?

5 comentarios:

Larisa dijo...

Tu historia y mis heridas las llevo en el mismo puño, las lío en la misma manta, las guardo en el mismo rincón. La otra mano la tengo libre, para chocar la de Dani cada vez que pueda.

Biquiños sin rima

MariluzGH dijo...

Mejor abrir las dos y liberar las manos de esas pesadas cargas... las manos siempre deben estar vacías para llenarse continuamente

abrazos, Cass, hermosos versos

Sunseeker dijo...

Yo dejo atrás mi pasado y tú me curas las heridas que aún sangren, mas no te desataré de mis delirios. ¡Con lo que costó atarte!

Un beso... envenenado.

TORO SALVAJE dijo...

Pobres manos tan lindas.
Merecen el paraíso.

Besos.

Madame Bovary dijo...

No lo sé, al igual me equivoco pero ¿esas manos no deberían ir ya vacías de toda su carga? Y más cuando se tiene la certeza que al final del camino vas a estar tú, la belleza hecha mujer.

Un beso.