martes, enero 18, 2011

Lemniscata


La ingenua ilusión de un comienzo
el ficticio génesis impuesto
no conciben una historia
sino el falso concepto
lineal del tiempo
tus manos
y
mi cuerpo
perpetuando
la elipsis armónica
de tu beso en mi beso
son las huellas que delatan
el infinito origen de lo nuestro.

5 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Un reloj lleno de belleza.

Besos.

Logan X dijo...

Kronos en su constante devenir genera encuentros que develan la intensa armonía que solo se logra desde las ancestrales reuniones

Sunseeker dijo...

Muy cuidada la forma del poema, y más que a la figura, me refiero a la finura. Magnífico.

Besos

Larisa dijo...

Y eso le dijo la diosa favorita al dios favorito. Mencantan tus evangelios apócrifos.

MariluzGH dijo...

Muy logrado el caligrama, jugando con el tiempo y el infinito, con los besos y las elipses... amor hecho poesía.
¿Te dije alguna vez que me encanta cómo escribes? :))

beso y abrazo