lunes, febrero 21, 2011

Secuelas


Se vierte un deseo resbaladizo
Desde mis venas
Hasta mis labios
Se expande heroico en mis dominios
Dilatando las fibras más desiertas
Gota a gota
En constante flujo de delirios.

Postergo la ansiedad, evocando
La total omnipotencia
De tu instinto en mis caderas
Y escribo,
Intentando esculpir en blanco
Las infalibles secuelas que ha dejado
-Esta tarde-
Tu cuerpo
Entre mis manos.

9 comentarios:

Logan X dijo...

Upsss!!!
Que potente...

MariluzGH dijo...

Eso es amor, mi querida niña :)
y escribirlo así es de poetas

dos abrazos y un beso

Larisa dijo...

Si un día me ves escribiendo algo así y luego niego estar enamorada, por favor, pégame.

Dale duro a Apolo.

Besos, profetisa.

TORO SALVAJE dijo...

OHHHHHHHHHHHH!!!

Veo que lo pasas bien eh?

Besos.

La peor de todas dijo...

Secuelas maravillosas del deseo.
Bravísimo amiga!!!
M.

Ipnauj dijo...

Hay secuelas que esperamos nunca se diluyan..

Un gran saludo.

Laura Milán dijo...

Guau.

Y Guau.

Pues supongo que este delirio es sólo un fragmento de lo acontecido.

TruHan dijo...

ardor que lentamente se apaga... creo recordar lo que se siente.


Un abrazo

Esilleviana dijo...

Sentirse así es la mejor manera de vivir... está bien, solo por un tiempo (supongo que también será agotador tanta pasión y arrebato).

Me gustó.

un saludo.