lunes, abril 25, 2011

ADIOS POETA...

¿Qué se ama cuando se ama, mi Dios: la luz terrible de la vida
o la luz de la muerte? ¿Qué se busca, qué se halla, qué
es eso: amor? ¿Quién es? ¿La mujer con su hondura, sus rosas, sus volcanes,
o este sol colorado que es mi sangre furiosa
cuando entro en ella hasta las últimas raíces?

¿O todo es un gran juego, Dios mío, y no hay mujer
ni hay hombre sino un solo cuerpo: el tuyo,
repartido en estrellas de hermosura, en partículas fugaces
de eternidad visible?

Me muero en esto, oh Dios, en esta guerra
de ir y venir entre ellas por las calles, de no poder amar
trescientas a la vez, porque estoy condenado siempre a una,
a esa una, a esa única que me diste en el viejo paraíso.


6 comentarios:

Sunseeker dijo...

Con lo que ocupa amar a una, valor hace falta para querer amar a trescientas...

Adiós al cuerpo. La memoria es eterna.

Besos

Larisa dijo...

Fax con ventolera
y una rosa, hoy
salió de esto Rojas
-Gonzalo como le pusieron en el agua-, iba solo, no hay
epitafio que escribir en cuanto a su suerte, ni
cuerpo que respirar, escasamente
se dirá de él que vino
rápido y ha salido,
que ya no está entonces, que
no hay estrellas para él, que carnalmente
va encima del vidrio que lo encarcela una rosa
a modo de instrumento de perdición, que ha salido
y eso es todo.

Abrazísimos, preciosa.

TruHan dijo...

para el poeta no tengo respuesta... el amor es solo eso... AMOR, aunque duela.


un abrazo

MariluzGH dijo...

Cuando muere un poeta el mundo se queda huérfano del lirismo que necesita para no sucumbir convertido en monstruo sin corazón.
--------
Al silencio

Oh voz, única voz: todo el hueco del mar,
todo el hueco del mar no bastaría,
todo el hueco del cielo,
toda la cavidad de la hermosura
no bastaría para contenerte,
y aunque el hombre callara y este mundo se hundiera
oh majestad, tú nunca,
tú nunca cesarías de estar en todas partes,
porque te sobra el tiempo y el ser, única voz,
porque estás y no estás, y casi eres mi Dios,
y casi eres mi padre cuando estoy más oscuro.
------------

Estuve lejos del pc, mi niña bonita, regreso y me pongo al día poco a poco. Te dejo mi mejor abrazo pa'compartir

Madame Bovary dijo...

¡Qué penita! Precioso poema.

Un beso.

Esilleviana dijo...

¿A qué mentirnos con la llama del perfume, con la noche moderna
de los cinematógrafos, antesalas terrestres del sepulcro?
Pongamos desde hoy el instrumento en nuestras manos.
Abramos con paciencia nuestro nido para que nadie nos arroje por lástima al reposo.
Cavemos cada tarde el agujero después de haber ganado nuestro pan.

G. Rojas

Excelente poema y un gran homenaje. Nos queda toda su obra, afortunadamente.

un abrazo