lunes, junio 04, 2012

Sintonía II

Mi espalda
Tu aliento
Girando
Mordiendo
Yo, cautiva
Tú, sereno
El alma limpia
El expedito sendero
La complicidad precisa
El equivalente peso
De las alas
En vuelo


Tú, sonrisa
Yo, riendo

5 comentarios:

Logan X dijo...

Sigue tu lucero, que el camino estará a recaudo. Es el designio, está escrito desde siempre.

TORO SALVAJE dijo...

Veo que estás muy bien.

:)

Besos.

Larisa dijo...

Si esto es una profecía, te creo.

Lo sabes.

En Delfos son unos aficionados.

La peor de todas dijo...

Ay, mujer, qué bello.
Yo solo pasaba de visita, saludando a los amigos. Un abrazo gigante.
M

MariluzGH dijo...

Sólo transcribo la sonrisa (cómplice, tal vez) que me has robado con estos versos

abrazos cariñosos y reparte)