miércoles, abril 03, 2013

Kýklops

Clava en el centro
su pupila triste
-cíclope ingenuo-
se sacude la insistencia
de su esperanza
observando en silencio
el crepitar
de la manada
robando, mintiendo

-lo que duele deja muda
su única mirada-.






4 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Duele incluso al leerlo.

Besos.

Lunna dijo...

El dolor no necesita de miradas se aferra a los silencios de las pupilas.

Besos.

Lunna.

Esilleviana dijo...

Un tercer ojo de sabiduría que ayuda a descubrir las verdaderas injusticias, el atropello y la sinrazón de las personas.

un saludo

German Arellano Silva dijo...

Palabras tan llenas de crepúsculos, de hondos incendios, de voces quebradas y olas y sal...

Un abrazo de Mentecato