sábado, marzo 14, 2009

Ansío el dia
en que choques con mis ojos
y mirarte
tan profundamente
hasta encontrarte...

2 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Quizás sea eso. Un choque.
Después hay que ver si hay heridos.

Besos.

Cassandra dijo...

Siempre los hay. Pero las heridas pueden ser el palpitante testimonio de lo que se ha vivido. No deben temérsele, más bien contemplarlas con orgullo de trofeo por la valentía y lo andado.