martes, marzo 03, 2009

Oración

Te ruego
Que le dejes libre de espigas la piel
Y que lluevan soles onerosos tras su ventana
Que la sonrisa se anide de una buena vez
En esos labios que saben a nostalgia.
Permite
Que explore su tímida esperanza
Que sacuda el óxido antiguo de sus sueños
Que abra el candado impuesto en su mirada
Y que un suspiro le encienda la boca.
Te pido
Que aquel pozo turbio que convoca
No sea más que un vago espejismo
Que desaparece al estrellarse
Con el gesto de su alma de hombre-niño.
Te imploro
Que tropiece con el amor en su esquina
Que delire de pasión dentro de un beso
Que la sangre libere su cauce torrentoso
Y circule voluptuosa a merced de sus deseos.

Te exijo
Que regales a su vida un nuevo misterio
Que deshoje girasoles esta primavera
Que un hada dulce le regale su vuelo
Y una sabia mariposa, la miel de sus caderas.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Que quien sea la escuche.

:)

Besos.

Sandra dijo...

Una oración elevada a los astros, al primero que la escuche...
Pero con destino claro.

Condevolney dijo...

Te ruego, te imploro, te exijo que permitas que ame tus versos, ya Sandrianos, ya parnaso hermano, que vista con ellos la liturgia de está oración apasionada y dejemos que la sabia mariposa alada iridiscente ejercite su tarea (teoría) del CAOS, haciéndonos más libres y evolutivos para no tener más que rogar por nuestras almas, ni por nada.

Esta vez hare algo distinto, te enviaré unos besos orados dulcemente, en susurros y de rodillas frente a tu altar de rosas amarillas y frágiles versos, iluminados con cirios esbeltos y en la penumbra del templo con tu imagen desnuda de todo mal y vestida de la gracia de Dios. Amén.