viernes, marzo 27, 2009

Quinto delirio...

Sobre el manantial de candente locura
Que se desborda
Como veneno, por mi sangre altiva,
por mi cuerpo atrevido
Me detengo a contarte mi último
Y más osado delirio.

Esta noche, decidí raptarte
Sorprenderte entre las sombras
De tus sueños heridos
Trizar con mis dientes el candado de tu cárcel
Levantarte de la tierra, secuestrar tu imagen
Y ocultarte en mis dominios
Sin contiendas ni rescates.

Atado a mí como un presentimiento
Te llevaré con los ojos en expectación dilatada
Con los oídos ciegos
Y las manos libres, esparcidas como lava.

Recién entonces,
Atravesaré de norte a sur tu espalda
Con lengua dulcemente insobornable
Que rodará como lágrima por tu piel abierta
Y empapada de salinos lagos inflamables.

No te besaré los labios
…Aún…
Ejerceré el poder de mi soberanía
Te cubriré como delicada espuma el cuerpo preso
Y te pulsará el pecho como fiera sometida.
Te observaré con codicia desquiciada
Y rozaré con felina audacia
Los contornos de tus fibras más antiguas
Hasta que odies y maldigas mi pausa.

Recién entonces,
Te dejaré ver mi debilidad escondida
Y caeré, vulnerable y sumisa
A la hoguera impaciente de tus brazos.
Y tú…fortalecido,
Liberado y valiente
Harás frente a mis ojos de universo
Y al presagio de mi carne ardiente
Con indudable posesión
Surcarás mis ríos y acantilados
Penetrando los surcos y la fuente
Y beberás este delirio de mis labios
Suave, tibia
Y lentamente.

3 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Este delirio impresiona.
Se llega al final sin respiración.

Besos.

MentesSueltas dijo...

Es cierto impresionan tus letras... bellisimas.


Te abrazo con el cariño de siempre
MentesSueltas

JuanR Cuchhi dijo...

las averías delirantes de la mecánica de relojería que ama.

delirente beso Poeta.