viernes, noviembre 06, 2009

Invisible

Soplo tu espalda
con la transparencia de un intento
con los labios
derritiéndose
desde tu nuca
a tu cintura.
No me ves, pero me sabes
y sabes
que, tal vez, miento.

Podría ungirte
con el acuoso
delirio de mi sexo
hasta enviciarte

Podría exhumar tu fuego
con la precisión exacta
de mis uñas al roer tu cuerpo,
hasta inflamarte

Podría no estar
ni aqui
ni resbalando por tu espalda
y ser tu sueño.
Podrías temblar
hasta inventarme.

7 comentarios:

La Maga dijo...

Sí, tal vez, mentimos. ¿Somos una realidad ficticia o estamos allí?

Obligar a la inventiva a trastocar los planos haciendo presente nuestra ausencia.

((... ... ...))

Roberto Anki dijo...

¿podrías?

TORO SALVAJE dijo...

Espero que la forma no sea de joroba.

Besos agotados.

PAOLA dijo...

realidades ficticias, contradicciones que nacen y se desgarran hasta hacernos dudar del mismo mundo.
Me quedo con los últimos dos versos...........sublimes
Besos

Pablo dijo...

Como repitiendo que puedo tocarte
cada paradero azul

también
tengo

nariz.

versos

Basquiat dijo...

para ser leído por los sentidos, magnifico.
besos

La sonrisa de Hiperión dijo...

"Podría ungirte
con el acuoso
delirio de mi sexo
hasta enviciarte "


Yo quiero morir de una cosa de esas... jajajja


Saludos y un abrazo.