martes, noviembre 10, 2009

Oración Arrepentida

Permití
que mordieras mis ojos
hasta tragarte
la luz de mis pupilas

Te pedi blindarme
y que enlodaras mis latidos
virtiendo en mis arterias
torrentes de arcilla

Te dejé narcotizarme
hasta dejar mi conciencia
convertida
en colgajos de memoria

Te rogué anestesiarme.

Pero ahora,
penitente y arrepentida

¿Cómo hago
para transformar en pulso
mi corazón
embalsamado
de por vida?

8 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Tu corazón está muy lindo así.

Besos.

Pablo dijo...

En algún lugar de donde
soñamos
hay despertar pero
no está lindo así,
te quiero y
te quiero feliz.

Versos Troyana.

Roberto Anki dijo...

terapia de choque.

Cronicas de la Contra dijo...

Dicen las lenguas urbanas..
Que un clavo saca otro clavo

Probabilidades 50 y 50

Un abrazo

Anónimo dijo...

Si todo ese ritual valió la pena,
comenzará a latir a pesar de todo el peso de tu conciencia

"Deliras" bonito, ellos me despiertan en medio de mi trabajo y se agradece

Cassandra dijo...

Le pedí a la vida teñirme de indiferencia, que un latido no significara más que inercia. Le pedí a la vida que me nublara los ojos frente a los atardeceres... y ella, por primera vez, tan obediente!!!!

Rodrigo dijo...

Apoyo la moción.

Terapia de choque.

Antonio Alfonso Alonso dijo...

El secreto está en el plasma...