sábado, diciembre 19, 2009

Espía

Dices que tus ojos
Espían mis palabras
Que se extienden sobre mis versos
Cuando mi voz calla.
Y en las sombras
Enciendes las preguntas
Que liberan mis secretos
De su jaula.

Sabes de mi ambigua soledad eternizada
De las porfías de mi cuerpo
Y del sudor convertido en lágrima.
Conoces mi baúl de los recuerdos
Y el refugio en que habitan mis nostalgias.
Te acercas misterioso
Y en silencio
Vigilas el destino de mis causas.

(Lo que no sabes
Y no has descubierto
Es que sonrío
Cuando percibo
Tu respiración en mi espalda)

9 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Si sonríes todo va bien.

Besos.

Anónimo dijo...

Zarpado!


Saludos, Ricardo.

chaly vera dijo...

Eso de tu ambigua soledad me preocupa...

Roberto Anki dijo...

pronto lo descubrirá.

DANI dijo...

Me encanta la posibilidad de saberme protegido, pero nunca vigilado. Ni por delante, ni por detrás ;))

Besos Navideños

Meigo,aprendiz de Druida dijo...

La sonrisa del inicio.
Muchos besos y que seas feliz,no solo esta Navidad, si no todos los dias.
Un beso.

Trotamundos dijo...

Me pregunto... Si llegase a roncar... ¿Reirá a carcajadas o me enviaría al sofá?

Madame Bovary dijo...

Gracias por mostrarte tal cual eres. Eso te hace más vulnerable, pero también dice mucho de lo grande que eres.

Un beso.

MariluzGH dijo...

¡qué versos más sugerentes! y qué actitud más felina...
abrazos, Cass