lunes, julio 19, 2010

Residencia

En la rivera del sueño
allí,
donde convergen
como amantes confundidos
verdades y delirios,
donde la realidad pestañea indiferente
y el día arrastra su sombra
agonizante.
Alli,
donde asiste cauto el olvido
y sus fragilidades.
Allí,
vivo.

4 comentarios:

plinnn... dijo...

quizá para escribir, no se puede vivir en un espacio del todo acogedor :)

TORO SALVAJE dijo...

Visto lo que es el día a día poder acceder a los delirios es casi un premio.

Besos.

Roberto Anki dijo...

ojo mujer, escribir es un peligro.

Basquiat dijo...

podría visitarte alguna vez?