viernes, octubre 21, 2011

Βαβέλ

Pasa el día con un silencio que quema el oído,
porque no comprendo
el tumulto de sonidos que gira frente a mis ojos
y mi voz asume
la soledad de sus motivos.
El mundo se transforma en un campo minado,
y camino lento, expectante,
queriendo tener pies alados,
para dejar de ver el temblor de las miradas
corriendo y explotando,
los rostros que pasean sonrisas uniformes,
los cuerpos que tapizan las calles
empujando ilusiones de polvo y cemento.
Babel erige fantasías y vende salvaciones,
se confunde a si misma
y comprendo, que no hay lengua
idioma o dialecto
que yo comprenda.

3 comentarios:

Logan X dijo...

El hombre se ha empeñado en generar ilusiones, deseos y obsesiones. Ha desdeñado la simpleza del aire, del agua y de la tierra.
Deseperanzadora visión.

MariluzGH dijo...

Estamos desdibujados, amiga mía. Hemos perdido no sólo el norte sino la brújula que nos devuelva al camino.

Hermosamente escrito, como tu eres

dos abrazos, Cass :)

Antonio Alfonso Alonso dijo...

Babeo...