domingo, agosto 18, 2013

Condena



Cuando  deseo
Todos los besos que ha ensayado mi boca
Se vierten en un nombre
Violento e inmaculado
Con labios de naturales espinas
Limpios de melancolías
Y de salivas inmortales.

Cuando deseo,
Se me dispersa la necesaria advertencia
Ensayando ligeras valentías
Y me asfixia el valor insospechado
Por someter la anhelada caricia
Hacia la huella de mi cuerpo
Altar de mis campos minados.

Cuando deseo,
Creo en la consecuencia del paraíso
En el desmayo del relativo juicio
Y el vibrar de mis monotonías
Me aproximo al virginal acertijo
Y transformo la penitencia,

En delirio.

5 comentarios:

Mariluz G H dijo...

Me gusta "cuando" deseas :)

qué dulzura leerte, CasSandra bonita

un abrazo por cuatro

Larisa dijo...

Como esto sea para un humano, tendré que abofetearte. Aunque no llego. Ningún humano merece tanto. Confío en ti, profetisa.

TruHan dijo...

que decirte... que mi deseo se diluye en el vino rojo que emana de mis heridas... que se dibuja con cicatrices en mi cuerpo entero...

un beso en mi retorno

mentecato dijo...

Tienes el don de la belleza. ¡Es increíble!

Un abrazo.

mentecato dijo...

Tienes el don de la belleza. ¡Es increíble!

Un abrazo.