sábado, febrero 08, 2014

Infinito



Cazador de astros
Deslizas una estrella
Entre mis alas y mi espalda
Heme aquí, aterida
Como un arpa recién afinada
Pero dominas mi yerta geografía
Y tus manos
Interpretan las cuatro estaciones
Que compone mi alma

Dejas en mis labios
Una multitud de melodías
Ensayando cascadas
De acordes
Ausentes de melancolías
Que resbalan
Liberados
Y suspiran
Por el arroyo vasto de mi garganta

(Te pregunto:
En tu cielo cabe mi infinito?
Me respondes:
En tu universo reside mi destino!)

2 comentarios:

TORO SALVAJE dijo...

Tú eres un universo de carne y hueso.
Hermoso e infinito.

Besos.

Mariluz Gonzalez Hidalgo dijo...

Como tu ternura...

Un abrazo gigante